El caso de la Isla Flotante “Arc Island”

Hoy hablamos sobre crowdfunding que esAunque la gran mayoría de proyectos de crowdfunding sean un rotundo éxito, merece la pena saber que no es así en el 100% de los casos. Esto fue lo que sucedió con la Isla Flotante “Arc Island”.

Ben Way, un visionario, llevó a cabo uno de los proyectos de ingeniería más ambiciosos y complejos que se han visto nunca; creó una gran isla del tamaño de Manhattan, la cual se podría mover por el mundo y que contaría con un sistema de autoabastecimiento completo. Además, sus planes iban todavía más allá; Ben Way quería que dicha isla construyese su propia civilización desde cero. Este proyecto llamó la atención de mucha gente que se pregunta como rentabilizar ahorros.

Lo más sorprendente de todo fue la cantidad que Ben Way quería recaudar a través de la campaña de crowdfunding; apenas 50.000 dólares, una cantidad ridícula para un proyecto como este. Sólo consiguió recaudar poco más de 15.000 dólares; parece que los usuarios no le veían demasiado futuro a esto.

Este es uno de los fracasos más sonados de la historia del crowdfunding, pero, por supuesto, hay otros muchos. Como resulta lógico, el proyecto de la Isla Flotante “Arc Island”, se abandonó.